MÉXICO. 10 de enero 2020.-Ser relegada de la selección femenil mexicana molesta a Charlyn Corral, pero también le provoca tristeza, sobre todo al recordar los esfuerzos que ha hecho: como jugar lesionada y poner en riesgo su carrera. Los roces entre la goleadora y Leonardo Cuéllar, ex timonel del Tricolor de mujeres y padre del ahora entrenador, han sido un lastre desde que ella enfrentaba un problema de salud que le impedía bajar de peso.

Un día después de que se dio a conocer que Christopher Cuéllar, técnico de la selección femenil mexicana, excluyó a Corral de la lista para disputar el preolímpico rumbo a Tokio 2020, la delantera del Atlético de Madrid y ganadora en 2018 del Pichichi en España reveló al canal Fox Sports que en Lima 2019 jugó con una lesión y que no recibió la atención médica adecuada.

“Los Juegos Panamericanos los jugué lesionada. Después de terminar en la Liga de España comencé a entrenar con la selección, y ahí fue donde sentí una sobrecarga muscular normal, porque venía de vacaciones y lo comuniqué al cuerpo médico. Pero ellos me dijeron que no tenía nada y me mandaron a hacer unos estudios para corroborar que estaba bien.

Cuando me presenté en el Atlético de Madrid, el mismo estudio lo vio el médico y me dijo que tenía una ruptura, que estaba lesionada y no tenía que haber jugado ese torneo. Entré en razón y pensé que no estaba loca, había sido verdad que sentía una molestia, dijo.

Reconoció su incomodidad porque se dudó de su palabra en un momento trascendental para su salud y su carrera futbolística. Tengo 28 años y sé lo que mi cuerpo necesita; sé cuándo estoy bien o no. Yo sentía la molestia en el muslo izquierdo y me dijeron que no tenía nada. Me hicieron sentir que fingía lesiones. Fui a los Panamericanos porque quería, ya que no era fecha FIFA, no estaba al cien y jugué.

Apuntó que después de Lima 2019 ningún elemento de la Federación Mexicana de Futbol o el propio cuerpo médico se comunicó con ella para darle seguimiento a su situación. Yo creo que se molestaron por lo que les dijo el Atlético de Madrid. Desde ahí nunca tuve contacto con ellos.

Pese a ser referente del balompié femenil mexicano, Corral enfrenta por segunda ocasión una exclusión de la selección en un torneo preolímpico. La misma historia la vivió cuando Leonardo Cuéllar la dejó fuera rumbo a Brasil 2016.

Las diferencias entre Leonardo y Charlyn son añejas. La delantera enfrentó de joven las presiones de Cuéllar Rivera cuando no podía bajar de peso por un problema de salud, dijo Armando Magaña, directivo del torneo amateur Liga Mayor Femenil.

Leonardo se molestó varias veces porque decía que Charlyn no ponía todo su empeño para adelgazar, mientras ella se defendía al señalar que no era culpa suya, debido a que tenía un problema de salud que le hacía retener líquidos, el cual fue diagnosticado y tratado de manera correcta años después, apuntó Magaña.

Aseveró que la ausencia de Corral en la selección es una muestra más del estancamiento en el que se encuentra el futbol femenil mexicano al llevar 20 años bajo el mando de los Cuéllar. Indicó que aunque México consiguió en 2018 el subcampeonato en la categoría Sub-17, el logró fue de la técnica Mónica Vergara, mientras la selección mayor quedó fuera del Mundial de Francia y fue eliminado en la fase de grupos en los recientes Panamericanos.

Leonardo se fue de la selección pero dejó a su hijo Christopher, quien sigue el proyecto de su padre, el cual ha sido frustrante. Es una vergüenza, pero la realidad es que a la Federación Mexicana de Futbol no le importa la rama femenil, no la quieren como competencia de varonil, mientras Cuéllar sigue dirigiendo a la selección con todo y sus fracasos, dijo Magaña.

FUENTE:LAJORNADA/FOTO:WEB

CANAL CONTROVERSIA