GAMA. 14 de noviembre 2019.-Marco Antonio Chima Ruiz, técnico de la selección mexicana Sub-17, alabó la fortaleza y capacidad mental que su equipo ha mostrado en el Mundial de la categoría, y previo a disputar la semifinal ante Holanda, confió en que puedan seguir con la misma actitud con miras a la final.
Resaltó que cuenta con un plantel que tiene mucha confianza en sí mismo, solidez mental y está muy concentrado, con capacidad de plantarle cara a cualquier selección.

Al principio de este torneo sabíamos de lo que éramos capaces. En lo personal, sabía del equipo que tenía. Nunca he dudado de este grupo de jugadores, porque sé lo que tengo, sé cómo nos hemos preparado, declaró el entrenador ayer en conferencia de prensa.

Afirmó que sus dirigidos tienen ganas de trascender y que están conscientes del lugar en el que están, pero aún les falta por llegar al tan ansiado campeonato y deben mejorar en ciertos aspectos.

El grupo está bien, los muchachos están conscientes de dónde estamos y de lo que falta. Hoy trabajamos en el aspecto táctico con una hora de video. Hay que disfrutar cada momento, señaló.

Asimismo, Ruiz confesó que, pese al resultado, siempre estará orgulloso de sus pupilos y que ante Holanda esperan imponer condiciones para lograr el pase a la final de la Copa del Mundo en Brasil, puesto que ya conocen la cancha del estadio Walmir Campelo Bezerra.

Conocemos el estadio y la cancha, trataremos de llevar a cabo el plan de juego que pretendemos para mañana (hoy). La diferencia va a ser el equipo que esté más concentrado, que logre imponer condiciones y que esté más estable en la parte mental para sobrellevar los pasajes que implica un partido de futbol, expresó.

Tenemos las mismas oportunidades del rival, porque ellos también se preparan, son un buen equipo, pero tenemos muchas ganas de trascender y pase lo que pase siempre estaré orgulloso de este equipo, sentenció.

Los tulipanes, vigentes monarcas europeos

Holanda, vigente campeón europeo y que luce favorito en esta serie semifinal, cuenta entre sus filas con el máximo goleador del torneo, el delantero del Ajax de Ámsterdam, Sontje Hansen, con seis anotaciones, y tiene una base formada por jugadores de dicho equipo (nueve en total). Además, es la única selección de las cuatro semifinalistas que nunca ha ganado el Mundial Sub-17 y llega a una semifinal por segunda vez.

Con Hansen como estrella y Ki-Jana Hoever, Kenneth Taylor, Naci Ünüvur y Jayden Braaf como secundarios, Holanda llega embalada a la semifinal, en la que buscará vengarse de la eliminación en la penúltima ronda en 2005, cuando cayeron goleados contra México, futura campeona, por 4-0.

Por su parte, el Tri clasificó por cuarta vez en esta década a las semifinales del torneo, con lo que se consolidó como uno de los mejores equipos del mundo en la categoría. México se mostró muy sólido en defensa y es junto a Francia el menos goleado del certamen, con dos tantos. Liderados en el campo por el talento de Israel Luna y los goles de Efraín Álvarez, los tricolores aspiran a su tercer Mundial de la categoría, tras los logrados en 2005 y 2011.

La otra semifinal la disputarán este mismo jueves Brasil y Francia, las dos mejores selecciones del torneo hasta ahora, con un ligero favoritismo de los Bleus para llegar a la final.

Tanto la anfitriona Brasil como Francia han ganado los cinco partidos disputados en el certamen. La Canarinha, que derrotó 2-0 en cuartos de final a Italia, suma 14 goles marcados y tres encajados, mientras Francia, que arrolló 6-1 a España, logró 17 goles y recibió dos en los cinco encuentros que jugó.

Creo que será un encuentro de estrategia, principalmente de concentración. Jugar contra europeos exige que tengamos que estar concentrados, porque son fríos en momentos determinados y juegan contra nuestro error. No podemos fallar, aseguró el técnico brasileño Guilherme Dalla Déa.

FUENTE:AGENCIAS/FOTO:WEB

CANAL CONTROVERSIA