BERLÍN. 03 de octubre 2019.-Los atletas del entrenador suspendido Alberto Salazar, tratados en el contexto de un proyecto de entrenamiento de Nike, eran animales de laboratorio que ignoraban que les dopaban a sus espaldas, afirmó el director de la Agencia Antidopaje Estadunidense (Usada), Travis Tygart.

Deben entender que los atletas no tenían ni idea de lo que les hacían, de lo que les daban. Ellos ignoraban las dosis, si estaba permitido o prohibido, dijo Tygart en entrevista con la televisión alemana ZDF, aunque aseguró que aquel sistema de dopaje que se desarrolló en 2011 y por el que fue investigado, no concierne a ningún atleta actualmente en el Mundial de Doha.

El técnico estadunidense de origen cubano, suspendido cuatro años y retiradas sus credenciales, es representado por siete atletas en Doha, incluidos hasta ahora dos campeones: la holandesa Sifan Hassan (10 mil metros) y el estadunidense Donavan Brazier (800 metros).

Los mandaban (a los atletas) a casa del médico y les decían que debían escucharle, confiar en él, añadió Tygart acerca del caso de Salazar, responsable del Nike Oregon Project (NOP), programa de entrenamiento respaldado por la marca deportiva.

La firma estadunidense, con una cifra de negocio de 10 mil millones de dólares, respaldó a Salazar, suspendido cuatro años por la Usada por organización e incitación a una conducta dopante prohibida.

Tygart mostró su postura frente a la responsabilidad de Nike: Espero que Nike tome esto como una llamada de atención. Ya no tienen excusas, deben admitir que se han realizado experimentos con atletas en su nombre y en su centro de entrenamiento.

Salazar, el técnico de 61 años mundialmente conocido, no dio ninguna opción a sus deportistas de rechazar medicamentos o métodos prohibidos que él o su médico Jeffrey Brown les prescribían, continuó Tygart.

Alberto Salazar realizó experimentos con testosterona que son ilegales, detalló Tygart. Probó la testosterona sin prescripción médica en sus propios hijos y consideró esto como un experimento científico, por lo que llevó a cabo un informe, anotó.

Contactó a Lance Armstrong

El informe de la Usada habla de que Alberto Salazar estaba tan entusiasmado sobre un nuevo suplemento para mejorar el rendimiento que estaba probando con los corredores a los que entrenaba, que le envió un correo electrónico a nada más y nada menos que Lance Armstrong.

Lance, ¡llámame en cuando puedas!, le escribió Salazar al ciclista más famoso del mundo, que en 2011 estaba a apenas meses de ser suspendido de por vida por dopaje. Lo probamos y es increíble, le diría.

El suplemento que tenía tan entusiasmado al entrenador de atletismo en 2011 era llamado L-carnitina y Salazar se preparaba para usarlo en sus corredores para que hiciese efecto a tiempo para los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Era parte de una serie de experimentos de dopaje financiados por Nike, apoyo que incluyó un correo electrónico alentador del director ejecutivo de la compañía sobre uno de los informes de Salazar.

Lo realizó en secreto, para ver si podía sortear las reglas antidopaje (…) Quería ver qué cantidad de gel de testosterona podía poner en la piel de una persona sin sobrepasar el umbral y desencadenar un control antidopaje positivo. Eso se extrae de correos electrónicos entre Alberto Salazar, el doctor Brown y altos cargos del proyecto Nike.

La testosterona no es el único producto involucrado, ya que Salazar probó otros productos dopantes peligrosos, se precisa.

Una deportista escuchó decir incluso que debía tomar medicamentos contra un mioma (tumor benigno en el útero) cuando ella no tenía un mioma. Mintieron a los deportistas y continuaron sus experimentos científicos con ellos en el NOP, acusó Tygart, quien aseguró que 10 atletas asociados al centro entre 2010 y 2014 se dirigieron espontáneamente a la Usada para solicitar ayuda.

En Doha, el presidente de la IAAF, el ex atleta británico Sebastian Coe, negó que el caso Salazar tenga un impacto negativo en el Campeonato Mundial de Atletismo que se celebra en la capital de Qatar. “Es un asunto que no hace descarrilar al campeonato, quizá sí para ustedes (medios de difusión), pero en realidad no es un problema para la mayoría de la gente que ve las competencias», dijo el federativo, quien sugirió a los atletas que deben elegir cuidadosamente a sus entrenadores para evitar verse involucrados en situaciones como esta.

FUENTE:AGENCIAS/FOTO:WEB

CANAL CONTROVERSIA