SAN RAYMUNDO JALPAN, Oax. 18 de septiembre 2019.-El dictamen de reformas a la Constitución Local y al Código Penal del Estado de Oaxaca, que despenaliza la interrupción del embarazo y garantiza el derecho a decidir a las mujeres, cumplió con el proceso legislativo de su primera lectura ante el pleno, una etapa previa antes de someterlo a votación para aprobación o rechazo.

El documento, que fue aprobado por los y las diputadas que integran la Comisión Permanente de Administración y Procuración de Justicia del Congreso del Estado de Oaxaca, reforma cuatro artículos al Código Penal del Estado, entre ellos, el que precisa las causales de la interrupción del embarazo.

El primer artículo reformado es el 312 que especifica “aborto es la interrupción del embarazo después de la décima segunda semana de gestación”, de modo que antes de ese tiempo no se configura el acto y por tanto no hay causal para imponer castigo alguno.

En ese sentido, la interrupción del embarazo que se realice después de las 12 semanas, será excluyente de responsabilidad sólo si se realiza por motivo de una violación, es producto de inseminación artificia no consentida, la vida de la madre corra peligro o el producto presente alteración genética o congénitas, además reduce la pena a la persona que interrumpa su embarazo después de las 12 semanas de gestación.

Por su parte, la Comisión Permanente de Estudios Constitucionales aprobó un dictamen que busca reformar el octavo párrafo del artículo 12 de la Constitución Política Local donde precisa que “toda persona, desde el momento de su nacimiento, entra bajo la protección de la ley hasta su muerte natural”.

En tanto, el diputado local Jorge Octavio Villacaña Jiménez señaló el tema de la despenalización del aborto durante las primeras 12 semanas, fue discutido desde la óptica de la modificación constitucional y apoyada en los criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Sostuvo que, si bien actúan de buena fe para solucionar la problemática de una buena parte de los oaxaqueños, reconoció que no se puede hacer a un lado la inconformidad creciente de un importante sector de la sociedad, por lo que pidió no legislar apresuradamente con fines netamente políticos.

En tanto, la legisladora María de Jesús Mendoza Sánchez, propuso de los dictámenes se abran a la ciudadanía oaxaqueña para que sea la mayoría quien decida y agregó que la fundamentación y motivación del documento es contrario al artículo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, con lo que atentan contra el principio de progresividad de los Derechos Humanos.

Por la mañana, grupos religiosos se manifestaron dentro y fuera del recinto legislativo en contra de la propuestas constitucional, incluso, desplegaron mantas y cartulinas durante la primera lectura del documento en el pleno del Congreso del Estado de Oaxaca.

CANAL CONTROVERSIA