MÉXICO. 10 de septiembre 2019.-Mientras el gobierno de México destacó que tendencia a la baja del flujo migratorio que transita por México hacia Estados Unidos, es “irreversible” y “permanente”, Estados Unidos expresó que “si bien se han logrado avances, queda más trabajo para reducir aún más” el tránsito de indocumentados.

En conferencia de prensa, el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon aseguró que nuestro país está lejos de la imposición de aranceles, así como de una confrontación con el vecino del norte.

Desde la embajada de México en Washington DC, el encargado de la política exterior mexicana hizo un balance sobre la reunión que sostuvo con el secretario de Estado, Mike Pompeo, así como con el vicepresidente Mike Pence para evaluar el acuerdo migratorio firmado entre ambas naciones el pasado 7 de junio.

En la rueda de prensa, transmitida en redes, Ebrard, calificó de “amistoso” dicho encuentro; “nada que ver con lo que vimos ayer de CBP, que para nosotros es un tono inaceptable”, dijo.

La víspera, el encargado del despacho de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Mark Morgan, afirmó que México “debe hacer más” en materia migratoria.

En un comunicado, la Casa Blanca indicó que el Vicepresidente y el Canciller acordaron trabajar para ampliar aún más la implementación de los Protocolos de Protección de Migrantes, conocidos como el programa Quédate en México.

Acompañado por la embajadora Martha Bárcena y el titular del Instituto Nacional de Migración Francisco Garduño Yáñez, el canciller Marcelo Ebrard precisó que el flujo migratorio de personas centroamericanas ha descendido, a la fecha, poco más del 70 por ciento, mientras el flujo mexicano ha hecho lo propio en un 7 por ciento.

“Lo que México ha hecho ha dado resultados, ha funcionado”, expuso el Canciller, quien asegura que el gobierno de México no se arrepiente de implementar las medidas acordadas para la contención de migrantes que desean llegar a la Unión Americana, pues todo se ha hecho con base en las leyes mexicanas.

“El otro tema que planteamos, es que queremos congelar el tráfico de armas ilícito que va de Estados Unidos a México”, dijo el encargado de la política exterior mexicana.

En ese sentido, informó, que el grupo binacional de trabajo establecido por ambos gobiernos en julio pasado durante la visita a México del Secretario de Estado, Mike Pompeo para atender el tráfico ilícito de armas a nuestro país, dará a conocer cada mes cuánto armamento llega a nuestra nación de manera ilegal para rastrear quién lo vendió y cómo entró.

Ebrard Casaubon se encontró por cerca de 10 minutos con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. «Fue un saludo… un gesto de que ven con buenos ojos lo que estamos haciendo y que ayudará con las armas”, manifestó.

El funcionario federal comunicó también que volvió a ser rechazada la intención de Estados Unidos de convenir con México un acuerdo de Tercer País Seguro, «nosotros vamos a seguir con la política que se ha diseñado y no vamos a implementar otro mecanismo”, sostuvo.

FUENTE:LAJORNADA/FOTO:WEB

CANAL CONTROVERSIA