MÉXICO. 04 de julio 2019.-En dos grupos, sin dirigirse la palabra y con el compromiso de ganar medallas y las plazas olímpicas para México a Tokio 2020, salió la selección de clavados al Mundial de Natación en Gwangju, donde Paola Espinosa anunció previo a su partida que este jueves presentó una denuncia penal en la Fiscalía General de la República contra quien resulte responsable por las amenazas que ha recibido en medios de comunicación, redes sociales y telefónicas.

«Temo por mi seguridad, la de mi hija y familia», dijo la doble medallista olímpica al presentarse en la Terminal 2 con sus abogados Alfredo Massad y Carlos Esquivel, que se abstenían dar nombres; sin embargo, mencionaron al diputado federal Ernesto Vargas y el clavadista Rommel Pacheco, éste último se defendió que no dijo nada y pidió, por el bien de México, continuar dando resultados óptimos en las competencias.

El equipo, integrado por 14 clavadistas, algunos de ellos envueltos durante varias semanas en polémicas por el proceso selectivo de la Federación Mexicana de Natación que realizó a puerta cerrada en León, Guanajuato, el pasado mes, ni se tomaron la foto juntos.

María José Sánchez, la más joven y en su primer certamen de mayores, desea seguir haciendo su propia historia y quiere ganar una presea con Diego Balleza en la prueba de mixto. «Ya tiré los nervios y enfocada a ser la mejor del mundo», afirmó la capitalina y multimedallista de la Olimpiada Nacional.

FUENTE:LAJORNADA/FOTO:WEB

CANAL CONTROVERSIA