MÉXICO. 30 de junio 2019.-Max Verstappen se lleva por segunda ocasión el Gran Premio de Austria en el circuito Red Bull Ring que lleva el nombre de su escudería.

Dando cátedra de automovilismo, tras haber tenido una mala arrancada partiendo desde la posición número dos y quedar rezagado hasta la séptima plaza, trabajó con precisión quirúrgica a lo largo de las 71 vueltas para recuperar posiciones hasta llegar a una lucha encarnizada en la vuelta 68 con Charles Leclerc, quien partió desde la pole; la segunda en su carrera en la Fórmula 1.

El monegasco de Ferrari defendió el liderato como un auténtico veterano a pesar de su corta experiencia en la categoría contra los embates de Verstappen que iba imbatible y a una velocidad vertiginosa rompiendo récord de vuelta en repetidas ocasiones, logrando finalmente su objetivo de tomar la punta de carrera y arrebatando la oportunidad a Leclerc de quedarse con su primera victoria en F1 en un polémico rebase que para muchos simplemente fue el ingrediente que debe condimentar la Fórmula 1 como en antaño.

Para otros fue un rebase que debe ser sancionado por los comisarios, con el argumento de que el holandés de Red Bull cerró el espacio en la salida de la curva y tocó al monoplaza del Cavallino Rampante rueda con rueda, obligando a Leclerc a salir del trazado para perder finalmente la posición y quedar relegado al segundo escalón del podio; el tercer sitio fue para Valtteri Bottas en un Mercedes que nunca encontró su puesta a punto, aquella aplastante que los ha caracterizado a lo largo de este campeonato y que derivado de lo mismo, ha sido calificado de aburrido por la fanaticada.

En el podio, se pudo observar a un Charles Leclerc molesto y reservado en sus reacciones y comentarios, por otro lado, un gesto sobresaliente fue la invitación de Red Bull a un ingeniero de su motorista Honda, a pasar al podio para acompañar a Verstappen y recibir el trofeo del equipo ganador y tomar parte en la celebración al final de carrera.

A las 18:00 horas tiempo local (11:00 horas México), se reunirán los comisarios con ambos pilotos involucrados para analizar a detalle el incidente para tomar una decisión con respecto al resultado final de carrera a partir de la posible penalización del holandés.

La cuarta posición fue para Sebastian Vettel, por delante del actual campeón Lewis Hamilton en quinto sitio, mismo que no tuvo oportunidad alguna de colarse en el podio por el pobre rendimiento del Mercedes, considerando la trayectoria del equipo alemán.

El mejor del resto en sexto lugar, fue el británico Lando Norris en un McLaren que mostró un muy buen desempeño y que poco a poco ha ido mejorando resultados desde la primera carrera de este 2019. Detrás de Norris quedó clasificado el francés Pierre Gasly en el otro Red Bull, lejos de su coequipero.

El español Carlos Sainz, quien partiera desde el último lugar de la parrilla por penalización, remontó de forma espectacular para quedar octavo, confirmando una mejoras notables para la escudería de Woking.

Los últimos autos en puntuar, fueron ambos Alfa Romeo con Kimi Raikkonen y Antonio Giovinazzi, noveno y décimo respectivamente. Sergio ‘Checo’ Pérez, clasificó décimo primero, posición en la que durante varias vueltas buscó arrebatar la décima plaza a Giovinazzi, pero no tuvo oportunidad a pesar de los esfuerzos, el mexicano dio una buena carrera y tras arrancar trece, se mostró fuerte los primeros giros adelantando posiciones hasta colarse dentro de los primeros diez; sin embargo, tras una mala parada en pits por parte de su equipo, perdió nuevamente varias posiciones para dejarle la tarea de remontar buscando colarse en los puntos, asunto que no se pudo concretar.

FUENTE:AGENCIAS/FOTO:WEB

CANAL CONTROVERSIA