Alfredo Martínez de Aguilar

– Nada cambiará en la tormentosa relación prensa-gobierno con Manuel Andrés López Obrador (MALO). O, lo peor, cambiará para mal, como en política “quítate tú, para ponerme yo”.

– Se olvida que la crítica periodística legitima y convalida el quehacer gubernamental. Se puede, pero no se debe gobernar y hacer política, sin una estrecha alianza con los periodistas.

La genial perversidad de los hombres del poder es verdaderamente diabólica. Gobernantes, políticos y funcionarios temen a la luz de la verdad del periodismo. Hace libres a los pueblos.

Persiste la maldad del viejo sistema político: Plata o plomo, encierro, destierro o entierro. El viejo PRI optó por matar al mensajero culpándole de las malas noticias por éste provocadas.

Equivocadamente los gobernantes, funcionarios y políticos en general culpan frecuentemente a los periodistas por traer malas noticias sobre una causa, persona u organización favorecida.

El hecho que matar al mensajero es una respuesta emocional momentánea hacia noticias no bienvenidas prevalece, pero no es un método muy efectivo para mantenerse bien informado.
Unos y otros olvidan que la crítica periodística legitima y convalida el quehacer gubernamental. Se puede, pero no se debe gobernar y hacer política, sin una estrecha alianza con los periodistas.

Durante siete décadas como partido hegemónico callaba a los periodistas directamente. Arrebató Excélsior a Julio Scherer. Con López Portillo expulsó a España, a Manuel Becerra, de Unomasuno.

A partir de la ejecución de Manuel Buendía utiliza a los policías al servicio de la delincuencia organizada. Los sicarios del crimen organizado y del narcotráfico están al servicio del gobierno.

Nada nuevo bajo el Sol en México y Oaxaca. En un gobierno de la década de los 80, fue asesinado a golpes un periodista de la Ciudad de México, por un jefe policíaco. Aún viven los testigos.

El colega asesinado en un supuesto accidente vehicular investigaba los nexos de la familia del gobernador con el narcotráfico. La DFS había detenido un camión torton cargado de marihuana.

Javier Corral, quien con Calderón y el disimulo de López Obrador, impusiera como gobernador a Gabino Cué, protege a los panistas que ordenaron la muerte de la periodista Miroslava Breach.

Gracias a Dios, no hay crimen perfecto. Mucho menos tratándose de un crimen de Estado. Hoy, se recuerda a detalle que el autor intelectual de la ejecución de Manuel Buendía, es Manuel Bartlett.

Lo mismo ocurre con la ejecución del cardenal de Guadalajara, Juan Jesús Posadas Ocampo; con José Francisco Ruiz Massieu, cuya hija irónicamente encabeza el PRI, o con Luis Donaldo Colosio.

El nuevo PRI tecnócrata no entendió que no entendía el mensaje. El hartazgo hasta la madre del pueblo les llevó a la peor de las derrotas políticas en su añosa historia. Perdieron de todo, todo.

Nada cambiará en la tormentosa relación prensa-gobierno con Manuel Andrés López Obrador (MALO). O, lo peor de todo, cambiará para mal, como en política “quítate tú, para ponerme yo”.

Víctor Ruiz Arrazola, lo advirtió al dictar la conferencia “Derechos de los Periodistas”, en la Casa de la Cultura Jurídica, organizada por el Frente Estatal en Defensa de los Periodistas Oaxaqueños.

La violencia contra los periodistas continuará en México en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, sentenció el abogado Ejecutivo de Protección de Casa de los Derechos de Periodistas.

Con visión y sensibilidad, el destacado periodista oaxaqueño, experto en derechos humanos y defensa de los derechos de los periodistas mexicanos, se adelantó a los acontecimientos futuros.

Dijo que la brutal violencia en el gobierno de Enrique Peña Nieto, que cobra ya 50 periodistas asesinados, es un problema estructural. Y no falta razón, la nomenklatura, se alimenta de sangre.

Un país con elecciones violentas en las que asesinaron a 70 candidatos y a 15 periodistas en año y medio, no podrá transitar a la democracia sin respetar el quehacer periodístico, subrayó Víctor.

El estado de cosas, se agrava por la creciente impunidad. En general solo son sancionados dos de cada cien delitos denunciados. Y en el caso de asesinatos de periodistas la impunidad alcanza 90%.

La violencia brutal contra los periodistas mexicanos llevó en 2017 a Estados Unidos y Canadá a condicionar la negociación del TLC hasta que el gobierno garantizar la seguridad de los periodistas.

De ahí, la trascendencia vital, de la organización de los periodistas mexicanos y oaxaqueños. Es un asunto de vida o muerte. Es de lamentar como lo reconociera Víctor, que falte unión en el gremio.

Sonó la hora de anteponer la soberbia por ego, protagonismo y celo profesional malentendidos. Está en juego nuestra integridad física y nuestra propia vida y la de nuestras familias.

La conferencia de Ruiz Arrazola, fue un rotundo éxito, con la presencia de los asociados de las nueves organizaciones integrantes del Foro Estatal por la Defensa de los Periodistas Oaxaqueños.

Asistió el Visitador de la Defensoría de los Derechos Humanos, Pedro Sandoval Martínez, y el Director de Comunicación Social del Congreso del Estado, Francisco Javier Sánchez Hernández.

Asimismo, estuvo presente Fernando Ramón Olivas Ortiz, Secretario General Nacional del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), y Sócrates Amado Campos Lemus.
Asistieron compañeros de las diversas regiones del Estado, como Alfredo Luis Ruiz, quien hoy sábado reiterará su denuncia de amenazas de muerte, en el Foro Regional de Valles Centrales.

Al frente de la Delegación 69 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, en Tehuantepec, participó Beatriz López Rosado, Bernardo Henestroza Rodas y Armando López Gómez.

Y de Puerto Escondido participó José Jorge Romero. Ayer, en la Casa de la Cultura Oaxaqueña, se realizó el IV Foro Regional por la Ley para la Protección de los Periodistas del Estado de Oaxaca.

alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

* Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

CANAL CONTROVERSIA