MÉXICO. 11 de abril 2018.-Como dos gotas de agua. Sí, Catherine Zeta Jones y su hija, Carys Douglas, deslumbraron ayer con su belleza las calles de Nueva York al asistir a un evento realizado en la Opera Metropolitana de esa ciudad.

La joven de 14 años es muy parecida a su madre y no tiene nada que envidiarle. Lució un top strapless, con bordados, y un pantalón negro ceñido de Dolce & Gabbana, al asistir al desfile de la firma italiana que realizó por primera vez en Nueva York. En tanto, su madre optó por un vestido negro, con transparencias, y un escote pronunciado.

La presencia de ambas cautivó la atención de los paparazzi, que no dejaron de sacarle fotos y retratarlas. Ambas se mostraron muy compinches y divertidas, sonriendo para las cámaras y caminando de la mano hasta ubicarse en primera fila del desfile.

En la pantalla. Mañana, a las 23, se estrena en Lifetime el telefilm Griselda: La Reina de la Cocaína, en donde Catherine Zeta-Jones se pone en la piel de Griselda Blanco, la colombiana pionera en el multimillonario negocio del tráfico ilegal de cocaína de Colombia a los Estados Unidos, en los años 70 y 80.

Durante una entrevista con Entertainment Weekly, la actriz aseguró que estuvo buscando llevar a la pantalla esta historia hasta que se dio esta oportunidad y señaló que encarnar este personaje ha sido una de sus “experiencias más increíbles” que tuvo en su carrera.

CANAL CONTROVERSIA