OAXACA, Oax. 11 de diciembre 2017.-La Comisión de Seguridad Pública y Vialidad Municipal, en coordinación con la Policía Estatal y agentes del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado, realizó un operativo en diversas zonas del Mercado de Abasto, gracias a lo cual se logró el decomiso y destrucción de 300 kilogramos de pirotecnia.

El titular de la Comisión, Jorge Alberto Guillén Alcalá, informó que esta acción se realizó con el objetivo de evitar la venta de material explosivo, de forma clandestina, que pueda poner en riesgo la seguridad e integridad de los comerciantes, así como de las personas que diariamente acuden a realizar sus compras al mercado más grande de la capital oaxaqueña.

Asimismo, el funcionario municipal aseguró que otro de los objetivos de esta acción es evitar la venta de artículos elaborados con pólvora a menores de edad, debido al mal manejo que pueden hacer de ellos, además que se tenían diversos reportes de la comercialización, sin la autorización correspondiente, de este tipo de material explosivo en los principales mercados de la ciudad de Oaxaca.

En este sentido, Guillen Alcalá aseguró que se combatirá la venta de estos productos, sobre todo cuando se actúe fuera del marco legal, por lo que invitó a la población a abstenerse de comprar este tipo de mercancías, debido a que su mal uso puede provocar accidentes con graves consecuencias físicas y materiales.

Guillen Alcalá aseguró que para mayor seguridad de las y los capitalinos que acuden a este centro de abasto, se ha instruido a las áreas involucradas para reforzar la vigilancia en los principales mercados de la capital, tarea que además refuerza la inhibición de delitos.

Por último, el encargado de la seguridad en la Verde Antequera recordó que el Gobierno Municipal trabaja de manera coordinada y sin descanso con las instancias estatales y federales para verificar que la venta de pirotecnia se realice bajo los lineamientos y normatividad correspondiente, esto con el único objetivo de salvaguardar la integridad física y patrimonial de las y los oaxaqueños.