OAXACA, Oax. 01 de diciembre 2017.-El tabaquismo constituye la principal causa de muerte evitable en el mundo, provoca el deceso de más de siete millones de personas cada año, la mitad de estas corresponden a personas entre los 30 y 69 años de edad, quienes habrán perdido más de veinte años de su vida.

por lo cual el Gobernador Alejandro Murat Hinojosa y el Secretario de Salud, Celestino Alonso Álvarez, han emprendido acciones dirigidas a reducir el consumo de tabaco, y así prevenir en un tercio fallecimientos prematuros por enfermedades no transmisibles, en particular las cardiopatías, neumopatías, cáncer y diabetes.

Así lo informó la Directora de Prevención y Promoción de la Salud, de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), María del Pilar Nava Ramírez, que además señaló que este hábito aumenta 10 veces la posibilidad de desarrollar un infarto de miocardio.

Según cifras de la dependencia el 85 por ciento de las muertes por cáncer de pulmón tiene relación directa con el consumo de cigarrillos, “los hijos de padres fumadores tienen un 70 por ciento más de probabilidad de ser internados por enfermedades respiratorias” declaró.

Advirtió que el peso de los recién nacidos cuyas madres fuman es menor comparado con el de aquellos hijos de no fumadoras, ante lo cual exhortó principalmente a las mujeres o personas que conviven con menores de edad a no exponerlos al humo del cigarro, ya que los daños a la salud que les provoca son irreversibles.

La funcionaria explicó que el tabaco es el causante del 80 por ciento de la mortalidad por procesos pulmonares crónicos, repercusión en las arterias de mediano y pequeño calibre que son las encargadas de distribuir sangre por todo el organismo, y que finalmente afectan a todos los órganos nobles del cuerpo.

De tal manera –enfatizó- surgen padecimientos como: infarto o angina de pecho, enfermedad cerebrovascular, vascular periférica y pulmonar, así como trastornos del sueño y problemas hormonales.

Así también, cáncer de pulmón, boca, laringe, esófago, vejiga, riñón, estómago, páncreas, cuello uterino y de la sangre, además de hipertensión arterial e impotencia sexual, señaló Nava Ramírez.

Insistió en que un solo cigarrillo contiene alrededor de cuatro mil sustancias químicas de las cueles más de 200 son venenosas y 40 cancerígenas, “la población debe hacer conciencia sobre esta problemática, y dejar de fumar”, concluyó.