OAXACA, Oax. 13 de noviembre 2017.-El Coordinador de la Fracción Parlamentaria del PRD en el Congreso del Estado, Carol Antonio Altamirano, señaló que los recursos asignados para reconstrucción en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) son insuficientes ante la magnitud de los daños ocasionados por los sismos.

El legislador indicó que si bien y gracias a lucha de los diputados del PRD, en el PEF 2018, se aprobaron 18 mil millones de pesos para el FONDEN, además de la creación del Fondo de Reconstrucción de Entidades Federativas por 2 mil 500 millones de pesos, “los recursos no serán suficientes para la reconstrucción de viviendas”.

“Reconocemos la voluntad política de los diputados federales del PRD por luchar por recursos para la reconstrucción, pero el PRI se valió de artimañas para evitar que se destinaran mayores recursos porque es evidente que lo que se autorizó no es suficiente para una reconstrucción digna en las zonas afectadas por los sismos del mes de Septiembre”.

Lo que sigue, mencionó Carol, es seguir luchando con unidad y estar organizados, “se deben incrementar esos fondos, debe haber una reasignación presupuestal para que existan los recursos suficientes para las familias damnificadas y sobre todo que los recursos lleguen directamente a las familias damnificadas”.

En este sentido, agregó, “la reconstrucción de viviendas debe ser una prioridad para el próximo año, no se puede dejar a la gente a su suerte. Lo más importante para las familias es tener un techo digno en donde vivir y puedan salir adelante”

Carol indicó que el proceso de entrega de recursos para las viviendas afectadas ha sido muy lento y se ha hecho con discrecionalidad, “muchas tarjetas sin fondos y lo más lamentable, 120 mil pesos que son una burla para las familias damnificadas, por eso la necesidad de que existan recursos suficientes para reconstrucción de viviendas”.

Por último, Carol sostuvo que no se debe permitir que el Gobierno Federal haga un uso faccioso de los recursos y sobre todo, se politice con la desgracia y el dolor de las familias damnificadas del Istmo de cara a las elecciones del 2018.