OAXACA, Oax. 25 de octubre 2017.-El fin de semana pasado se celebraron 40 años de la fundación del Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe, (CECAM), un semillero eterno de grandes músicos que han revolucionado la música tradicional serrana llevándola a niveles inimaginables, tan altos como las montañas que resguardan esta institución y guardan en sus “Memorias” interminables horas de ensayo que han llevado a los músicos de esta institución a realizar duetos con diferentes artistas de todo tipo de géneros musicales.

Es difícil imaginar Tlahuitoltepec sin el CECAM y al CECAM en una comunidad distinta a Tlahuitoltepec, donde la cultura está presente en cada rincón, en cada pared, en cada sonido y en las palabras de los lugareños. Llegar a esta comunidad es toda una travesía por las malas condiciones en que se encuentra la carretera, situación que se compensó durante todo el fin de semana con actuaciones extraordinarias de las 33 bandas de viento presentes en Tlahuitoltepec para festejar al CECAM, más de mil músicos reunidos para interpretar lo mejor de su repertorio, pero también para tocar en una sola banda grandes piezas, como “Murmullos”, una obra compuesta por Gerardo Tamez para celebrar los 100 años del nacimiento de Juan Rulfo y los 40 años del CECAM, una mezcla entre literatura y música que erizó la piel del público asistente.

Una noche antes, el CECAM echó la casa por la ventana con un espectáculo de fuegos artificiales que estallaban al ritmo del Danzón No. 2. Exquisita pieza compuesta por Arturo Márquez interpretada por los alumnos de la banda avanzada de la institución festejada y de Banda Filarmónica Municipal avanzada de Tlahuitoltepec, un momento único que emocionó a todos los ahí presentes, mismos que en ningún momento dejaron de acompañar a la institución musical en todos los momentos que se vivieron durante esta fiesta por las cuatro décadas de vida del CECAM.

El momento cumbre de estos festejos fue la audición general en donde todas las bandas interpretaron como una sola diversas piezas seleccionadas para la ocasión; “Circulando” de Amador Pérez Torres, “El mayordomo invita”, “Tequio”, un estreno de Héctor Infanzón para celebrar estos 40 años, entre otras piezas de diversos géneros musicales, siendo “Murmullos” quien se llevó la tarde, dándole un toque especial a esta pieza la presencia de Pablo Rulfo, hijo de Juan Rulfo, autor de “Pedro Páramo”.

Al concierto acudieron las mujeres Tlahuitoltepecanas vestidas con sus ya famosas blusas y unas coloridas faldas que portan gran estilo y respeto a sus tradiciones, diversos medios de comunicación de la región, la fundación Alfredo Harp Helú y algunos políticos entre los que sobresalía el gobernador de Estado de Oaxaca, quien al finalizar el evento tomó uso de la palabra para anunciar que el CECAM se convertirá en un organismo público descentralizado denominado Centro de Educación y Capacitación Musical. Quienes entendían lo que esto significa se quedaron atónitos, mientras que la gran mayoría no sabía de lo que se trataba, alcanzaron a escuchar que este figura jurídica permitirá que este Centro de Estudios pueda crear sus propios programas, modelos y métodos educativos que permitan impartir una formación integral y de excelencia, pero no sabían que pasará de ahí en adelante.

Es importante señalar que los organismos públicos descentralizados cuentan con un responsable designado por el Gobernador de Estado, se encuentran sometidos al control y vigilancia de la administración pública estatal, disponen de una estructura administrativa interna y un presupuesto propio asignado por el poder legislativo estatal. Con todas estas herramientas se pretende que el CECAM se convierta en una escuela musical que atraiga a jóvenes que deseen especializarse en la música, convirtiendo a Oaxaca en un destino en la enseñanza musical para evitar que los jóvenes sigan emigrando a otros estados para obtener mayor especialización musical.

Lamentablemente, con la nueva figura jurídica no basta para competir con otras instituciones de enseñanza musical como la Escuela Nacional de Música de la UNAM, el Centro Cultural Ollin Yoliztli o el Conservatorio Nacional de Música, es necesario invertir en buenos sueldos para que los mejores maestros apoyen a los que se encuentran en el CECAM impartiendo clases y dejar que sean los mismos integrantes del CECAM quienes elijan el destino que quieran tomar, sin presiones políticas ni compadrazgos.

Durante su cuarenta aniversario el CECAM dejó muy en claro por que es una de las mejores escuelas de música de Oaxaca, ahora como organismo descentralizado tiene la oportunidad y esperemos que tenga los recursos, de convertirse en una de las mejores escuelas de música del país y del mundo, desde Agenda Guelatao les deseamos el mejor de los éxitos y larga vida al semillero de músicos mas grande la región mixe.

¡Felicidades CECAM!