WASHINGTON. 06 de octubre 2017.-El presidente estadunidense, Donald Trump, prometió a sus ciudadanos “el recorte fiscal más grande en la historia de nuestro país”. Pero según su plan tributario, a las familias de bajos ingresos les tocarían migajas.

Los más pobres recibirían un recorte fiscal promedio de unos 60 dólares al año, de acuerdo con un análisis del Centro de Políticas Fiscales, TPC por sus siglas en inglés. Las familias de ingreso medio recibirían en promedio 300 dólares.

“No hay un beneficio significativo para las familias de bajos recursos”, dijo Elaine Maag, investigadora asociada del TPC. “Es importante porque cuando las familias de bajos ingresos reciben dinero, tienden a gastarlo, devolviéndolo a la economía. Las familias de altos ingresos tienden a ahorrarlo”.

Los republicanos han respaldado una resolución presupuestaria que permitiría al Congreso aprobar un paquete tributario que podría sumar hasta mil 500 billones de dólares a la deuda nacional en los próximos diez años.

El análisis del Tax Policy Center dice que la mayoría de los recortes fiscales irían a los estadunidenses más acaudalados. Por ejemplo, el 1 por ciento -aquellos con más ingresos que el resto, es decir familias con ingresos de al menos 700 mil dólares al año- recibirían un recorte impositivo promedio de 129 mil dólares. Los recortes tributarios enfocados en familias ricas incluyen bajar la tasa de impuesto a la renta más alta, de 39.6 a 35 por ciento, eliminar el impuesto fiscal alternativo, y eliminar el gravamen federal a los bienes heredados, que solo lo paga quien hereda bienes de varios millones de dólares.

En el Congreso hay republicanos que no están de acuerdo con un plan que al final ayudará más a las familias ricas que a las de clase media. Consideran que el plan anunciado por Trump y líderes republicanos la semana pasada está incompleto. El proyecto reduciría la cantidad de categorías tributarias, de siete a tres, pero no incluye niveles salariales para cada categoría fiscal.

El plan también aumentaría el crédito fiscal de mil dólares por hijo, pero no dice en cuánto. Esos detalles todavía están siendo discutidos.

“Simplemente no hay manera de que el TPC ni nadie pueda hacer cálculos específicos con la información proporcionada por el borrador”, dijo el senador Orrin Hatch, republicano por Utah.

“Para llegar a sus cálculos, ellos llenaron los espacios en blanco con cifras de otras propuestas, agregaron un montón de suposiciones económicas bastante pesimistas y parciales, y dieron con un plan tributario que, prácticamente, ellos crearon”, dijo Hatch, presidente del Comité Financiero del Senado.

El TPC dice que llenó los espacios en blanco con cifras de un borrador fiscal divulgado por republicanos de la cámara baja. Por ejemplo, el análisis asume que el crédito fiscal por hijo aumentaría a mil 500 dólares.

FUENTE:AP/FOTO:WEB