Alfredo Martínez de Aguilar

Las cartas marcadas con las que juegan animales políticos por antonomasia, como Manlio Fabio Beltrones Rivera, José Nelson Murat Casab y Ulises Ernesto Ruiz Ortiz, son predecibles!

Aun cuando son genialmente perversos, al fin seres humanos, falibles y limitados, -zoon politikon-, conociendo sus historias de vida, sus jugadas resultan cantadas con antelación.

A pesar de todas las fundadas críticas que se puedan enderezar en su contra y echarles encima todo el lodo encima, prácticos y pragmáticos, los tres tienen visión de futuro a largo plazo.

Lo han conseguido, gracias a que tienen definido con toda claridad un proyecto de vida personal y familiar. Saben cómo pocos mexicanos quiénes son, qué quieren y a dónde buscan llegar.

Actitud y actuación que les permite alcanzar consensos de manera relativamente más fácil que al resto de los políticos. No están exentos, desde luego, de severos disensos, por sus ambiciones.

Comparten, sin embargo, intereses comunes: mantenerse y acrecentar el poder político personal grupal y facciosamente; y en consecuencia, continuar amasando enormes fortunas financieras.

A tiempo, no a toro pasado, adelantamos que los tres contribuirían de manera predominante a definir el rumbo de la XXII Asamblea Nacional del Partido Revolucionario Institucional.

Horas después, el tiempo nos dio la razón al difundir las redes sociales quizás el Pacto por Oaxaca o amigable encuentro en los trabajos de la Mesa Temático de Estatutos en Campeche.

Lo inimaginable ocurrió como avance y consolidación del Pacto por México, cuyas reformas estructurales harán posible, por supuesto, el Milagro Oaxaqueño, con Alejandro Murat.

No son solo buenos deseos para Oaxaca y los oaxaqueños, que nos urgen detonar, sino el análisis de los previsibles escenarios que traerán consigo el reencuentro de Pepe y Ulises.

Más de diez mil priistas fueron testigos de los acuerdos y “amarres” del intenso cabildeo de Manlio Fabio, Pepe Murat y Ulises Ruiz, previos a la XXII Asamblea Nacional del PRI.

Aprobaron los dictámenes surgidos de las mesas temáticas, como la reforma que permitirá que priistas con menos de 10 años de militancia e independientes sean candidatos presidenciales.

Eliminaron a los “chapulines” en el poder Legislativo; obligarán a que los aspirantes a un puesto de elección popular presenten su declaración 3de3 fiscal, patrimonial y de conflicto de intereses;

Asimismo, que 50% de las candidaturas sea para mujeres, y por cada tres candidatos, uno salga de las filas de jóvenes. Delirio emocional en la clausura, ante el presidente Enrique Peña Nieto.

Los llamados soldados de la patria por el Presidente Enrique Peña Nieto se juraron amor eterno y promesas de unidad, claro, mientras sus intereses no se vean afectados al ser desplazados.

Sabedores de la genial perversidad del sistema político mexicano representado por el PRI-gobierno, insistimos que las reformas de apertura no tienen dedicatoria a José Antonio Meade.

Al igual que lo han hecho siempre a lo largo de su ya larga vida política, Manlio Fabio, Pepe Murat y Ulises Ruiz, los Enriques Peña Nieto y Ochoa Reza engañan a todos con la verdad.

Insistimos, una vez más que, aunque José Antonio Meade Kuribreña es de ascendencia judía al igual que Aurelio Nuño Mayer, el “delfín” del Presidente Enrique Peña Nieto es éste último.

Engañar con la verdad es una genial cuanto perversa maniobra de distracción para blindar y proteger en consecuencia al titular de la Secretaría de Educación Pública hasta el destape.

Indispensable es recuperar la memoria histórica para no olvidar en ningún momento, mucho menos ahora que Manlio, Pepe y Ulises tienen el fierro del establo de Salinas en las ancas.

Ciertamente, más los dos primeros de manera directa que el último, pues Ulises sirvió como interpósito operador electoral del “villano favorito” al lado de Roberto Madrazo Pintado.

Se dice que Manlio Fabio cambió al agente del CISEN, José Antonio Ortega, verdadero asesino de Luis Donaldo Colosio, por Mario Aburto Martínez, en la Delegación de la PGR en Tijuana.

El presidente electo Carlos Salinas pudo rendir protesta y ponerse la banda presidencial, gracias a que Pepe impidió a “madrazos” que la oposición tomara la tribuna del Congreso de la Unión.

¿Cuál es el precio y cuándo terminan estos servicios de Manlio y de Pepe al PRI-gobierno como antes los prestó Murat a Luis Echeverría Álvarez? Son invaluables y nunca termina su vigencia.
Murat, sirvió posteriormente a Salinas de Gortari al lograr la destitución de Elba Esther Gorrillo Morales como coordinadora del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados.

La eficaz operación del “Bronx oaxaqueño”, encabezado por Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva y Sofía Castro, entre otros legisladores, lograron, incluso, la expulsión de Elba Esther del PRI.

Otros combativos integrantes de la LIX Legislatura federal fueron Elpidio Concha Arellano, José Guzmán Santos, Javier Villacaña Jiménez, Manuel García Corpus y René Ruiz Quiroz.

También se enfrentaron a la defenestrada lideresa vitalicia del SNTE Jacobo Sánchez López, Gonzalo El Negro Ruiz Cerón, Gustavo Zanatta Gasperín y José Luis Tapia Palacios.

Hoy, el oaxaqueño director nacional de LICONSA continúa prestando invaluables servicios al Presidente Enrique Peña Nieto al ser el funcionario que mejores resultados ha entregado.

Además, como eficaz y eficiente operador político-electoral, discípulo de Pepe y Ulises contribuyó al triunfo presidencial de Peña Nieto ayudando a ganar el vital Estado de México.

Antes había coadyuvó a ganar la gobernación del Estado de México a Eruviel Ávila, bajo la coordinación de la campaña electoral por el actual secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray.

Recientemente, cuando todos apostaban tronchado que Manuel Andrés López Obrador, no Delfina Gómez, ganaría el Estado de México, Héctor Pablo ayudó a ganar a Alfredo del Mazo.

Y lo ha conseguido porque los programas sociales ayudan de determinantemente a ganar miles de votos, pero los alimentarios como LICONSA, tienen mayor rentabilidad político-electoral.

Salvo algún imponderable de última hora, todo parece indicar que Héctor Pablo, se ha ganado a pulso una de las próximas senadurías por Oaxaca. Es bien visto por Pepe Murat y Ulises Ruiz.

Detrás de la Noticia
Alfredo Martínez de Aguilar
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila