Alfredo Martínez de Aguilar

Una persona cualquiera y más un político que lucha a mañana tarde y noche por espacio de nueves años por alcanzar una ambiciosa meta, indiscutiblemente, es un hombre inteligente, con convicciones y férrea fuerza de voluntad.

En tales condiciones, obligado es preguntar por qué, entonces, esa persona o político al lograr hacer realidad su sueño largamente acariciado, echa todo a perder y tira todo por la borda. ¿Qué pasó, de qué se trata? ¿Le alcanzó el Principio de Peter?

Es indispensable este cuestionamiento inicial para tratar de escudriñar en la impenetrable, impredecible y controvertida personalidad de Gabino Cué Monteagudo. ¿Por qué trocó su gobierno de la esperanza de cambio en desgobierno de la desesperanza?

Lanzo mi cuarto a espadas y aventuro una hipótesis. Nunca le interesó llegar al poder para servir a Oaxaca y a los oaxaqueños, convirtió esta meta en una obsesión patológica. Es un farsante pseudo demócrata que engañó a todos para aprovechar a su favor el hartazgo ciudadano del PRI.

Aunque fanáticos fundamentalistas, árabes y judíos no tienen Dios ni Patria. Su única divisa en la vida es alcanzar el máximo poder y dinero por encima, incluso, de su propia familia. No hay que olvidar que Gabino es de ascendencia libanesa, por tanto, del Medio Oriente, árabe geográficamente.

Salvo los judíos mesiánicos, no hay ninguna raza aparentemente pura, ni árabes ni fenicios ni kurdos, con el tiempo se ha mezclado todos, los árabes llevan en Líbano y Siria más de 1200 años y después de todo este tiempo es imposible saber quién ya no tiene sangre árabe.

Entendible, jamás justificable. Unos y otros en realidad tienen, sin embargo, una enorme ventaja y fortaleza frente a los occidentales y más frente a los latinoamericanos y mucho más todavían ante los mexicanos y oaxaqueños: su lógica de vida es totalmente contraria.

Los occidentales en general y de manera particular los latinoamericanos consideran que la Política tiene como objetivo final servir a los demás, mientras árabes y judíos utilizan a la Política para servirse de los demás. Es la diferencia sustancial entre una y otra lógica de vida.

Desde esta perspectiva es posible entender por qué Gabino Cué y su mafia de rateros, encabezada por Jorge Enrique Castillo Díaz. pasó a la historia como el mayor saqueador en la historia de Oaxaca, muy por encima de los ex gobernadores del PRI, lo que es decir mucho.

Dotado de una genial perversidad, a partir de su lógica de servirse de la Política con la cuchara grande, contraria a la occidental, consumó su venganza contra Oaxaca y los oaxaqueños dejando colapsado política y financieramente al Estado. Es la maldición que dejó como herencia.

Es de llamar la atención que Gabino Cué Monteagudo, no es el único politico nacido en Oaxaca, no geneticamente oaxaqueño, en calidad de servidor público en el Gobierno del Estado. Ahí esta Héctor Anuar Mafud Maduf, de ascendencia egipcia, lo que explica su permanencia en el poder.

Por supuesto, que el mundo de la banca y las Finanzas también son controladas por árabes y judíos. Carlos Slim Helú y su primo Alfredo Harp Helú, son el mejor ejemplo de esta situación. Pero no son los únicos empresarios, Isaac Saba, Miguel Moisés Sacal, entre muchos otros.

Y entre los políticos figuran José Woldenberg, Jorge Castañeda Gutman, Marcelo Ebrard Casaubon, Claudia Scheinbaum, David Razú, también entre muchos otros.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) clasificó a Oaxaca en semáforo amarillo debido a las deudas contraídas por el gobierno de Gabino Cué Monteagudo (2010-2016), las cuales dejó a la actual administración.

Los pasivos de corto plazo con prestadores de servicios ascienden a 2 mil 400 millones de pesos, informó el titular de la Secretaría de Finanzas, Jorge Gallardo Casas.

Refirió que los malos manejos de la administración anterior colocaron a Oaxaca en una situación económica delicada y detalló que la deuda de largo plazo con diversos proveedores suma 14 mil 400 millones de pesos.

Precisó que la clasificación de semáforo amarillo no representará problema para la entidad este año, pero en 2018 implicará restricciones para el endeudamiento hasta por 10 por ciento de los ingresos anuales del estado, según información de Jorge A. Pérez Alfonso en La Jornada.

Gallardo Casas explicó que la actual administración realiza las gestiones necesarias para saldar los 2 mil 400 millones de pesos y aseveró que este año se logrará un importante avance, pues se planea liquidar más de 90 por ciento de este pasivo con los proveedores.

Confió en que se logre regresar al semáforo verde para poder contratar deuda en caso de ser necesario. Con respecto a los 14 mil 400 millones de deuda de largo plazo, se buscará la manera de reestructurarla.

Además del hoyo negro en materia financiera en los sectores educativo y salud, los estragos en caminos y carreteras por falta de mantenimiento en la infraestructura carretera son terribles.

El director de Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO), David Mayrén Carrasco, afirmó que al término de la administración anterior más de 5 mil kilómetros de caminos principales estaban severamente dañados debido a que no recibieron mantenimiento en varios años, lo que ocasionó que las tormentas de esta temporada empeoraran los daños y dejaran varias localidades incomunicadas.

Refirió que en Oaxaca hay 2 mil 500 kilómetros de carreteras alimentadoras, además de 7 mil 500 kilómetros de caminos rurales y mil kilómetros de brechas y otras vías que fueron encontradas en estado deplorable.

Añadió que esta situación complicó la atención a la población durante la emergencia ocasionada por las tormentas Beatriz y Calvin. Cada año CAO debe invertir alrededor de 4 mil millones de pesos en el mantenimiento de caminos y carreteras, pero no se hizo.

Agregó que la Secretaría de la Contraloría y CAO realizan un estudio de las obras que la administración de Cué Monteagudo reportó como realizadas.

Afortunadamente, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa asegura que se está llevando a cabo un procedimiento para sanear las finanzas de Oaxaca, las cuales fueron afectadas por la administración pasada.

Indicó que se tienen restricciones, debido a esta situación, sin embargo, se busca hacer una reestructuración de los adeudos para que se puedan pagar y se avance en esta medida.

Señaló que se va a elaborar un plan de acción para que se apliquen medidas que generen desarrollo y se atiendan las necesidades de la entidad.

Dijo que se ha avanzado en materia de transparencia, por lo que se tiene ahora un padrón de proveedores, además que se realizó un análisis de la deuda para aplicar las medidas correspondientes.

Aseguró que aún con las condiciones en que dejaron la administración, se avanzará en el tema de desarrollo, inversiones y de aplicación de los programas que se han establecido para beneficio de Oaxaca.

El mandatario estatal indicó que también realizará en breve un corte de caja en el Congreso local, además de preparar un plan para que se tengan acciones que mejoren las condiciones.

Detrás de la Noticia
Alfredo Martínez de Aguilar
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila