Alfredo Martínez de Aguilar

En un ejercicio inédito, pleno de libertad, por tanto, democrático y responsable, al margen de siglas y colores, filias y fobias, siete organizaciones periodísticas y periodistas independientes, dialogan y consensuan acuerdos hacia la formación del Frente Estatal en su Defensa.

Con todo lo que se diga en contra, es un hecho sin precedente en la historia de Oaxaca que, nunca antes ha ocurrido. Con madurez y civilidad, se arribó al acuerdo inicial de analizar la problemática que enfrentan los periodistas ante la creciente inseguridad y violencia.

Participan la Asociación de Reporteros y Columnistas de Oaxaca, Club de Periodistas de Antequera, Foro Nacional de Periodistas y Comunicadores, Capítulo Oaxaca, Colegio de Profesionistas Compartiendo Conocimiento.

A las anteriores asociaciones, se suman Compañeros Nacionales de Periodistas y Editores, Capítulo Oaxaca, Asociación de Periodistas de Información Policíaca y Unión de Periodistas de Información Deportiva de Oaxaca.

Invitamos a los propietarios y concesionarios de los medios de comunicación impresos y electrónicos, prensa, radio y televisión, a participar en este esfuerzo de organización en defensa de la libertad de expresión, la integridad y vida de los periodistas. Nadie está a salvo de un atentado.

No se trata de confrontarse o generar conflictos innecesarios con los dueños de los medios de comunicación, porque son nuestra fuente de trabajo; muy por el contrario, se trata de sumar esfuerzos y conjuntar voluntades en defensa del ejercicio periodístico.

Con respeto y cordialidad demandamos que no se menosprecie y menos se desprecie este esfuerzo conjunto de unión, no de unidad porque, a nuestro juicio, ésta implica cierto grado de uniformidad. Y, por congruencia, no se trata de atentar contra la libertad personal imponiendo criterios.

La coyuntura es favorable al movimiento. La Junta de Coordinación Política de la LXIII Legislatura instaló la Comisión Especial de Atención a los Periodistas y el gobernador Alejandro Murat propuso a la Fiscalía General del Estado crear la Unidad Especializada en Atención a Delitos contra Periodistas.

Sin participar, no hay autoridad para criticar

Para tener autoridad moral para criticar la falta de seguridad y condenar las agresiones, condición indispensable es participar en la construcción del Frente Estatal en Defensa de los Periodistas y de la Ley de Protección de los Periodistas del Estado de Oaxaca.

No pasamos por alto que el problema de fondo en México no es la falta de leyes, sino su estricta aplicación, lo que prohíja la creciente impunidad, por lo que si no estamos dispuestos a defender nuestros derechos de manera individual y colectiva, de poco servirá contar con la Ley de Protección de los Periodistas y la Unidad Especializada en Atención a Delitos contra Periodistas y Medios de Comunicación.

Controvertido y polémico, ciertamente, que el lugar de confluencia de las siete organizaciones sea la Defensoría de los Derechos del Pueblo de Oaxaca, caracterizada por amparar y proteger a sindicatos y organizaciones enemigas de los periodistas oaxaqueños.

El espíritu del llamado incluyente a todos los periodistas oaxaqueños, hombres y mujeres es anteponer el interés general del gremio periodístico a nivel estatal, sin importar si pertenecemos a la misma organización, si somos o no amigos o conocidos, sin legitimar, desde luego, los yerros de la DDHPO, porque es tiempo que su Presidente Arturo de Jesús Peimbert Calvo y sus integrantes, sean removidos.

No pecamos de ingenuos, ni somos comparsas de una farsa, mucho menos se trata de entregar o vender el manejo de los periodistas oaxaqueños a la APPO-CNTE o a las organizaciones sociales radicales, porque los periodistas son profesionales inteligentes que no lo permitirían. Pero no podemos seguir desorganizados ante las agresiones y asesinatos de periodistas.

A quienes abiertamente se oponen a la defensa gremial organizada recordamos que ningún ser humano y menos un periodista es depositario de la verdad absoluta, por más iluminado y poderoso que se crea, amén que todos somos víctimas potenciales de los abusos de los poderes de iure o de facto.

En lo personal, de frente, con dignidad, echamos en cara a Razhy González Rodríguez la falta de defensa de los periodistas, pero coincidimos en la imperiosa necesidad de trabajar coyunturalmente de manera conjunta, a pesar de las severas diferencias político-ideológicas.

¡Y vaya que las hay, incluso de vida y muerte, como en mi caso, pues he sido amenazado por el EPR y Razhy está vinculado con las organizaciones sociales radicales que conforman la CNTE-APPO y presumiblemente con los grupos armados que operan en Oaxaca!

La denuncia del columnista por las amenazas de la guerrilla, apoyada por periodistas locales y nacionales, lo que agradezco por siempre; sigue su curso en la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra de la Libertad de Expresión (FEADLE) de la PGR.

Se critica que nos sentemos a la mesa con quien no apoyan a los periodistas. De ninguna manera es dormir con el enemigo. Pero era la única instancia aceptada para convocar a los dirigentes de las organizaciones a las reuniones, a fin de evitar que al hacerlo alguno de éstos, los demás no aceptaran participar como, de hecho, ha ocurrido con algunas asociaciones.

De ahí que se acordó por las organizaciones y se ratificó en la DDHPO, establecer una dirección colegiada de tipo horizontal, con pleno respeto a la autonomía e independencia de cada una de las siete organizaciones y de los periodistas independientes. ¡Podrán comprar a uno, pero no a todos!

Se busca así evitar protagonismos y caudillismos mal entendidos o bien, la cooptación o traición del movimiento. No ignoramos que se intentará sabotear este esfuerzo de unión. El objetivo es sumar para poder multiplicar, a partir de las coincidencias mínimas dejando de lado las diferencias; a efecto de construir acuerdos mayores.

DDHPO ha servido a la CNTE y a las OCS

Por convicción y congruencia demandamos en la DDHPO levantar una Minuta de la primera reunión y dejar constancia que aceptamos participar bajo protesta y con serias reservas, ya que hasta ahora la DDHPO solo ha trabajado para la CNTE y las organizaciones sociales radicales, enemigas de los periodistas.

El propio Defensor de Periodistas, reconoció en un mea culpa que, efectivamente, hasta ahora la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, no ha emitido una sola recomendación a favor de los periodistas oaxaqueños.

Las siete organizaciones periodísticas hacen un llamado a la Fiscalía General del Estado y a la Procuraduría General de la República a informar del estado que guardan las denuncias por agresiones a periodistas oaxaqueños y, sobre todo, que no queden en la impunidad.

El llamado se hace extensivo a los diputados de la LXIII Legislatura para que socialicen las iniciativas de la Ley de Protección a Periodistas, sobre todo, ahora que la Junta de Coordinación Política instaló la Comisión Especial de Atención a Periodistas.

María de las Nieves García Fernández, coordinadora de la bancada del Partido Revolucionario Institucional, afirmó a Ignacio Martínez Platas de la Agencia JM que con la instalación de la Comisión Especial de Atención a Periodistas, se da un importante primer paso para la elaboración de la Ley Estatal de Protección a Periodistas.

Esta Comisión, dijo la legisladora priista, dará seguimiento a todas las iniciativas recibidas hasta el pasado miércoles en el Congreso del Estado, que incluye la propuesta presentada ese día por la bancada priista.

La Comisión Especial de Atención a Periodistas está conformada por los integrantes de la Junta de Coordinación Política de las LXIII Legislatura del Congreso del Estado, entre cuyas funciones se encuentra la de organizar todos los foros necesarios, para que la iniciativa no llegue solamente a ser un dictamen con la visión del legislador o de un grupo de periodistas.

La diputada priista consideró de la mayor importancia y relevancia la instalación de esta Comisión Especial, que participará y vigilará la apertura y organización de los foros para que el gremio periodístico pueda opinar y enriquecer la iniciativa, y finalmente el dictamen del proyecto de Ley.

La Coordinadora de la fracción del PRI en el Congreso del Estado, aseguró que este es el primer paso para llegar a la Ley Estatal de Protección a Periodistas, por lo que es muy importante enriquecerlo para que todos tengan voz, que participen, opinen y digan qué les parece.

Lo que los diputados de esta Legislatura queremos, “es que sea una Ley que reúna las expectativas que tiene el gremio periodístico, enriquecida al cien por ciento, con todo lo que hay”, dijo García Fernández.

A los foros, adelantó, se invitará a investigadores, académicos, empresarios y a la sociedad civil en su conjunto, para que opinen, aporten y se enriquezca el dictamen que se enviará al pleno para su análisis, discusión y aprobación.