MÉXICO. 09 de abril 2017.-La cantante Demi Lovato no ha tenido reparo alguno a la hora de erigirse durante unos minutos en portavoz oficiosa de todas las cantantes de su generación, con el objetivo de demostrar al presentador de televisión James Corden, quien tuvo a la intérprete de invitada en su programa ‘The Late Late Show’ esta semana, que las jóvenes estrellas de la escena musical contemporánea nada tienen que envidiar a sus predecesoras más destacadas.

La apasionada defensa que la que fuera niña Disney hizo de la nueva tanda de ídolos juveniles que domina las listas de éxitos a día de hoy se produjo antes incluso de comenzar la entrevista, cuando el también humorista lanzó un provocador alegato que cuestionaba que las “divas” actuales hubieran alcanzado unas cotas de carisma y estilo similares a las de aquellas vocalistas que, en décadas anteriores, dejaron una huella imborrable en la industria del espectáculo.

“Esas mujeres no tenían Instagram, les bastaba con su estilo, su descaro, su voz y sus canciones. Eran divas de verdad”, aseguró James al inicio del espacio televisivo, una introducción que fue rápidamente interrumpida por Demi, quien apareció de repente en el escenario para dejar claro que no estaba dispuesta a permitir que se menospreciara a ella o a sus compañeras de profesión.

“Hey, creo haber escuchado que le estabas diciendo a la gente que las divas de antes eran mucho mejores que las de ahora”, le espetó indignada, al tiempo que demostraba que, en el fondo, todo formaba parte de una divertida broma.

Lejos de sentirse incómodo ante los reproches de Demi, James Corden trató de justificar una vez más su preferencia por aquellas cantantes que, la verdad sea dicha, lograron romper los esquemas de la cultura popular imperante y proyectar una imagen de mujer fuerte e independiente que sin duda ha servido de referente para sus sucesoras.

“Bueno, pues sí, creo que son mejores: Tina Turner, Aretha Franklin, Whitney Houston, Cher… Es un hecho. Las divas de antes eran mucho más feroces que las divas de hoy. Es así de simple y es cierto”, le dirigió en tono desafiante.

Fue en ese momento cuando la joven intérprete decidió que la forma más razonable de solventar su disputa consistía en enzarzarse ambos en un duelo de voces para determinar quién se proclamaba vencedor de la discusión, una competición un tanto absurda pero entretenida que, evidentemente, ganó Demi al entonar a la perfección extractos de canciones pertenecientes a divas actuales como Katy Perry o Adele contra las que no pudo hacer nada James, a pesar de haber optado por uno de los temas más icónicos de Tina Turner: ‘Rolling on the River’.

“Guau, tengo que decir que tu interpretación ha sido terrible, malísima”, se burló Demi antes de intentar hacer las paces lanzándole un cumplido algo envenenado al cómico: “Creo que tú eres la mejor diva que he visto en toda mi vida”.

FUENTE: YAHOO/FOTO:WEB