MÉXICO. 14 de marzo 2017.-Universidades de América Latina y el Caribe ofrecieron su apoyo a México, sus instituciones universitarias y sus estudiantes por la estrategias discriminatorias y xenófobas que emprendidas contra los mexicanos y el país por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El Consejo Ejecutivo de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL) expresó su solidaridad a todos los universitarios mexicanos, a sus instancias de conducción y a la comunidad mexicana en general por la acciones del mandatario estadunidense.

En una carta enviada desde Bogotá, Colombia, los miembros de la UDUAL sostuvieron que “es tiempo de reforzar los puentes que hemos construido a lo largo de una historia por momentos difícil entre nuestros pueblos y sus gobiernos”.

Por ello, rechazaron enfáticamente la construcción de un muro que divida dos pueblos y que, por ello, aleje a dos comunidades que viven hermanadas de muy distintas maneras.

“Ante las actitudes belicistas, irracionales y xenófobas, ofrecemos la paz, la concordia, el reconocimiento de la otredad, el uso de la razón, el sentido común y el bien común”.

Los rectores firmantes, miembros del Consejo Ejecutivo de la UDUAL, expresaron su solidaridad a las autoridades universitarias mexicanas y a sus comunidades de estudiantes, profesores y trabajadores administrativos y manuales.

Manifestaron que apoyarán las acciones que determinen en defensa de México y de sus migrantes, en defensa de los universitarios mexicanos en los Estados Unidos y en defensa del libre ejercicio de la crítica.

En el documento -que fue difundido esta mañana por la UNAM-, es dirigido a las universidades mexicana. En éste reconocieron que Mexico vive un momento difícil y que desde la presidencia de Estados Unidos se está dirigiendo un ataque a nuestra nación.

Sostuvieron que desde en su campaña presidencial, Trump utilizó a México como uno de sus blancos de ataque preferidos. “Se ofendió al país y a sus migrantes. Se ofreció a los electores expulsar a millones de migrantes, junto con el compromiso de construir un muro que dividiera la frontera con Estados Unidos. Muchos mexicanos y latinoamericanos que desde hace años trabajan en aquel país viven momentos de zozobra ante la amenaza de ser expulsados”.

Un caso de particular relevancia es el de los llamados dreamers, jóvenes latinoamericanos que se inscribieron en un programa gubernamental que les permitía estudiar en aquel país. Confiando en que se trataba de un programa promovido por instancias relevantes de las instituciones estadounidenses, entregaron información que daba cuenta de su situación migratoria, junto con datos que permiten localizarlos. Trump no ha aceptado continuar con ese programa, su oferta ha sido que al decidir lo que hará al respecto, lo hará con el corazón.

Las relaciones entre ambos países son importantes en muchos aspectos. El mandatario estadunidense se ha centrado en la migración y los intercambios comerciales. Sin embargo, hay profundos lazos de cooperación en otros muchos campos: entre universidades a nivel de intercambios de estudiantes y profesores, compartiendo proyectos de investigación, impartiendo programas de posgrado conjuntos.

Esta cooperación universitaria que también involucra a universidades latinoamericanas y caribeñas está seriamente amenazada, expresaron. Los lazos culturales, en los que destaca la aportación de numerosos artistas mexicanos y de otros países de la región, de igual manera pueden afectarse por decisiones tomadas al más alto nivel gubernamental estadunidense.

Los rectores consideraron que “es hora de unir los esfuerzos universitarios de América Latina y el Caribe, y las de éstos con los colegas estadunideses y latinos que están en las universidades de Estados Unidos comparten con nosotros lazos de cooperación y valores”.

En este difícil momento para los latinoamericanos, hay que recordar que la universidad, como institución, “constituye un espacio esencial para la creación y difusión del nuevo conocimiento. Ello exige la más amplia utilización del ejercicio de la crítica en los propios ambientes de la ciencia y también en la política. Por ello no cabe entre nosotros la xenofobia, ni la discriminación”, enfatizaron en el documento.

FUENTE: LA JORNADA/FOTO:WEB