OAXACA, Oax. 07 de marzo 2017.-Con el propósito de fincar las bases de una política pública para la prevención de lesiones o muertes por incidentes de tránsito terrestre, se llevó a cabo la Primera reunión del Consejo Estatal para la Prevención de Accidentes (Coepra) con jurídicos municipal e institucional.

Durante el encuentro donde participaron representantes municipales y cuerpos de seguridad Federal, Estatal y Municipal, el jefe del departamento de Enfermedades No Transmisibles de los Servicios de Salud de Oaxaca, Oscar Vargas Enrique, informó que cerca del 74 por ciento de los accidentes que se registran en el Estado, se concentran en los municipios de Oaxaca de Juárez, San Juan Bautista Tuxtepec, San Jacinto Amilpas, Santa Cruz Xoxocotlán, Santa Lucía del Camino, Salina Cruz, Huajuapan de León, Santa María Huatulco y Tlaxiaco.

Agregó que en el 2015 se registraron tres mil 316 incidentes y de este universo, solo 430 personas llevaban puesto el cinturón de seguridad.

Ante ello, remarcó la importancia de concientizar a la población sobre los riesgos de incapacidad y muerte que puede provocar el no tener una educación vial, por lo que se reforzarán las acciones de prevención sobre los aspectos de evitar el binomio alcohol- volante, utilizar siempre casco (conductor y pasajero) cuando se viaje en motocicleta.

Asimismo hacer uso del cinturón de seguridad (todos los pasajeros), no utilizar distractores cuando de conduce (celular o música con alto volumen), respetar los límites de velocidad, llevar a los menores de 10 años de edad siempre en la parte trasera del vehículo y respetar al peatón.

A su vez, el subdirector de Análisis Jurídico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra), Ricardo García Sarubbi, insistió en que se necesita el apoyo tanto de las instituciones gubernamentales como el de la población para hacer que Oaxaca sea un Estado donde se pueda transitar con seguridad, toda vez que 10 de cada 10 accidentes se pueden prevenir.

En el encuentro se reiteró la importancia de realizar estrategias coordinadas y multisectoriales de prevención, principalmente en las zonas con mayor número de incidencias de unidades de motor.