* Esta estrategia, cuya metodología Oaxaca es ejemplo a nivel nacional, ha logrado la autosuficiencia alimentaria en este sector vulnerable
* También ha generado ingresos por la venta de excedentes de sus productos, empleos y disminuido la emigración, aseguró Jorge Carrasco

OAXACA, Oax. 17 de noviembre 2016.-Más de 25 mil 878 familias oaxaqueñas de alta y muy alta marginación se atendieron para alcanzar la autosuficiencia alimentaria a menos de dos semanas de concluir la presente administración del gobernador Gabino Cué Monteagudo, informó el secretario de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura (SEDAPA), Jorge Carrasco Altamirano.

En entrevista, el funcionario estatal indicó que a través del Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA) este universo de personas se encuentra produciendo alimentos, generando ingresos por sus excedentes productivos y disminuyendo la emigración con la capacitación de las y los productores.

Desde el principio del Gobierno del Estado, la seguridad alimentaria fue el tema prioritario en atender, por lo que se impulsaron programas y proyectos novedosos para establecer una estrategia diferenciada de desarrollo rural para las zonas marginadas del territorio oaxaqueño, destacó.

Precisó que esta suma de esfuerzos entre el Gobierno Estatal y Federal permitió incrementar en un 134 por ciento la población beneficiada del PESA al pasar de 11 mil 051 familias atendidas en 2010 a 25 mil 878 familias en 2016, cuya aplicación de este programa Oaxaca es ejemplo nacional.

“Hoy por un peso del PESA invertido en Oaxaca, se convierte en más de 10 pesos en valor de la producción, además de que cada familia percibe en promedio 127 pesos diarios de ingreso extra, sumado a los más de 4 mil 289 empleos fijos que se generan anualmente”, subrayó.

Informó que este 2016 se aplicaron 349.7 millones de pesos para proyectos productivos y servicios de desarrollo de capacidades de los productores, con la meta de beneficiar a 26 mil 378 unidades de producción familiar de 1 mil 302 localidades de 305 municipios de alta y muy alta marginación del estado.

Dentro de este rubro, se aplicó una inversión de 219.6 millones de pesos en apoyo a 6, 863 proyectos de personas físicas, grupos y personas morales en condiciones de pobreza extrema dedicadas a realizar actividades agropecuarias, acuícolas y pesqueras en localidades rurales.

Asimismo, serán contrataron con una inversión de 112.8 millones de pesos 42 Agencias de Desarrollo Rural (ADRS) para integrar, organizar y capacitar a productores en sus proyectos productivos, así como otros 46 prestadores de servicios profesionales de apoyo a estas tareas.

Entre las metas del PESA, continuó, es la instalación de otros 48 mil metros cuadrados de invernaderos para producción de jitomate, que sumados a los 730, 894 metros cuadrados establecidos en estos seis años, harán una producción anual de 13, 030 toneladas y un valor de producción estimado de 99.9 millones de pesos.

También se programó establecer 30 hectáreas de caducifolios, que junto con las 2, 189 alcanzadas en este mismo periodo, se estima obtener una producción de 18, 218 toneladas y un valor de 207.6 millones de pesos en la primera cosecha en 2019.

En cuanto a la apicultura, Carrasco Altamirano dijo que se adquirirán 2 234 colmenas, que sumadas a las 25 048 colmenas adquiridas en estos cinco años del Gobierno de Oaxaca, arrojarán una producción anual estimada de 457 toneladas de miel y un valor de 14.6 millones de pesos.

A su vez, se aplicaron 29.6 millones de pesos del componente de Infraestructura Productiva para el Aprovechamiento Sustentable de Suelo y Agua (IPASSA) para la construcción, seguimiento y puesta en marcha de 17 obras de captación y almacenamiento de agua en beneficio de 1, 088 pequeños productores.

Enfatizó que estas obras se suman a las 329 obras de captación de agua y prácticas de conservación de suelos instaladas en estos seis años con una inversión de 482.4 millones de pesos, entre las que destacan 203 ollas de agua, 31 bordos de tierra compactada y 168 tanques de almacenamiento.

Al igual que 15 presas de concreto, 46 presas de mampostería y 22 presas derivadoras, con un volumen de 2 060 566 metros cúbicos de almacenamiento de agua y una superficie de 68 750 metros cuadrados de conservación de suelos en beneficio de 11 999 pequeños productores de alta y muy alta marginación.

Remarcó que la prioridad del mandatario oaxaqueño en este cierre de su Gobierno será que estas personas desarrollen el PESA en las comunidades marginadas de Oaxaca, a fin de cambiar el rostro de la pobreza con nuevos proyectos productivos que generen alimentos, empleos y bienestar social.